REQUERIMIENTOS DE RENTA IVA Y SOCIEDADES

Hacienda ha iniciado una campaña para verificar la procedencia de la deducibilidad de los gastos declarados.

Estimado/a cliente/a:

Hemos detectado un incremento del número de notificaciones para iniciar procedimientos de comprobación de los tres impuestos más importantes: RENTA, IVA y SOCIEDADES.

Hacienda comprueba los gastos deducidos y el IVA soportado.

En otros artículos ya les hemos hablado del tema pero nos parece conveniente , una vez más, hacer un repaso de nuestras recomendaciones.

Para empezar indicarles que es IMPRESCINDIBLE que pidan siempre FACTURA. Hacienda no se conforma con tickets u otros comprobantes.

Tan importante como la forma  lo es el fondo siendo también imprescindible que el gasto o iva soportado lo sean de una compra o servicio DIRECTAMENTE RELACIONADO con su actividad. De lo contrario Hacienda no lo aceptará como deducible.

Los gastos que más cuestiona Hacienda son los relacionados con VEHÍCULOS, RESTAURACIÓN, ROPA y REGALOS DE EMPRESA.

Ponga especial atención a estos gastos y no los deduzca si no puede demostrar su relación directa con la actividad.

Si el uso es compartido (empresa-particular) se puede llegar a admitir la deducción proporcional salvo en el caso de la compra del vehículo por parte de persona física. En este caso Hacienda le exigirá la plena dedicación a la actividad para poderlo deducir en RENTA. O todo o nada.

En cuanto al IVA se muestran más flexibles y vienen aceptando la deducción parcial, normalmente el 50%, sin prejuicio que , en un momento dado puedan pedirle explicaciones.

Trato a parte merecen los gastos en los que incurren aquellos empresarios o profesionales que trabajan desde su casa.

Hasta ahora Hacienda ponía muchas trabas a la deducción de gastos de teléfono o electricidad.

Una sentencia muy reciente les obliga a admitir dichos gastos sin que ello exonere al contribuyente a que , en un momento dado, deba justificar que realmente trabaja desde casa.

PARA TERMINAR

El mejor consejo es que actúen con sentido común. Que deduzcan aquello que realmente podrán justificar y sobre todo no deduzcan cantidades desorbitadas con respecto a los ingresos. Dicho de otro modo, no les llamen la atención. Una empresa que año tras año da pérdidas o unos beneficios mínimos es candidata a la inspección.